Sesión de fotos de boda en Barcelona

Los mejores recuerdos del día más especial de vuestras vidas

fotos de boda en Barcelona

Si estás en esta página probablemente es porque estás buscando fotógrafo para tu boda y por lo tanto primero de todo: ¡Enhorabuena!

Sabemos perfectamente todo el esfuerzo que supone la planificación del día de vuestra boda. Son muchas las semanas que os pasaréis organizando mil cosas. Vestidos, zapatos, pruebas de menú, invitaciones de boda, decoración, en definitiva todas las ideas para tu boda que siempre habías imaginado… Y por supuesto contratar al fotógrafo que se encargará de capturar para siempre todo lo que ocurra ese día.

Estaríamos encantados de poder participar del día de vuestro enlace porque para nosotros esto es mucho más que un trabajo, es nuestra pasión. La fotografía de boda es nuestra área de especialización y tenemos una experiencia de más de diez años captando momentos únicos.

Las mejores imágenes de tu boda 

imagenes boda

Las imágenes del día de tu boda deben de recoger todos los aspectos y emociones que se van sucediendo a lo largo de todo el día. Nosotros fotografiamos emociones, es por eso que nos gusta estar en los lugares donde se van sucediendo los mejores momentos del día, de una manera lo menos invasiva posible.

Nos gusta pasar desapercibidos porque creemos que de esa forma, todo se sucede de manera natural. Entendemos que las imágenes forzadas o de posado excesivo, no muestran con naturalidad todo el sentimiento que se vive durante los nervios y las prisas de los preparativos de la novia, la espera del novio en el lugar de la ceremonia o las risas y abrazos de los invitados.

Si te gusta este estilo natural de fotografía para vuestra boda, podemos trabajar para que consigáis las fotografías ideales de vuestro día.

Tus Fotos de boda en Barcelona como tú imaginas

Podríamos dividir las fases del día del enlace en las siguientes:

Preparativos de los novios 

Los preparativos de la boda cubren todo aquello que ocurre antes de que los novios salgan de su casa o del hotel hacia el lugar de la ceremonia. En el caso de la novia, fotografiamos los momentos de peluquería y maquillaje, fotos de la familia y amigos que acuden a ver a la novia, etc. Para el novio esta parte suele ser más fácil y suele ir menos apretado en su timing, sin embargo, también se generan escenas familiares y mientras el novio se prepara que dan como resultado imágenes muy emotivas.

 Estos suelen ser momentos de prisas y estrés y por eso nosotros trabajaremos con un timing previamente acordado para molestar a los novios lo menos posible. Sencillamente iremos retratando y documentando con nuestras cámaras todo lo que ocurre.

preparativos novia

La ceremonia 

ceremonia boda

La ceremonia es el momento álgido de la boda. Durante la boda se producen algunos de los momentos más emocionantes del día. En este momento nuestros objetivos estarán atentos a las miradas y gestos de complicidad de los novios sin perder en ningún momento la vista de los invitados y todo lo que ocurra frente a la pareja.

En la ceremonia pueden producirse sorpresas organizadas tanto por los novios como por los invitados. La lectura de algún texto por parte de alguna persona cercana a la pareja, también aparece como un momento de especial intensidad. La entrega de los anillos, el “Sí quiero”, el beso de confirmación, el lanzamiento de pétalos y arroz por parte de los invitados… Todo lo que ocurre en estos minutos es muy importante que quede capturado de forma correcta por fotógrafos profesionales, ya que por el contrario, son recuerdos que podrían perderse para siempre. Nuestra experiencia foto-periodística y nuestra formación fotográfica, nos permiten estar preparados para todos los momentos únicos de la ceremonia.

 

Las fotos del banquete

En el banquete nupcial la pareja ya está mucho más relajada, oficialmente ya se han casado y a partir de este punto se genera un clima de celebración y fiesta que gira en torno a la mesa presidencial. En los banquetes los invitados comienzan a divertirse y se producen momentos muy fotogénicos y espontáneos, que como fotógrafos de la boda, estaremos preparados para capturar para siempre.

En el banquete también suelen repartirse regalos por parte de los novios a personas especiales como los abuelos, los padres, los amigos especiales… También hay tiempo para que aquellos que lo hayan preparado, realicen un pequeño speach de homenaje a la pareja. Los niños se divierten en sus mesas y el ambiente se va distendiendo conforme se aproxima la siguiente fase de la boda: La fiesta.

Reportaje de boda 

fotos recien casados

En algún momento del día, siempre nos gusta “robarles” unos minutos de tiempo a los novios para hacerles una pequeña sesión en los alrededores del lugar donde se está celebrando la boda. Por nuestra experiencia, este rato sirve para que los ya marido y mujer se tomen unos minutos para ellos, para hablar sobre lo acontecido hasta el momento y para liberar un poco de tensión y nervios acumulados. Nosotros aquí le pedimos a la pareja que se relaje mientras hacemos una sesión de fotos aprovechando el entorno y la intimidad.

De estos momentos resultan imágenes de mucha complicidad entre los recién casados. Además, cuando vuelven de nuevo a la zona de invitados, lo hacen con las pilas cargadas y dispuestos a disfrutar de lo que queda de día, la diversión de la fiesta con los amigos y familia.

Cuando acudimos dos fotógrafos, uno siempre se quedará en la zona de cocktail para registrar el inicio de la fiesta mientras el otro realiza el reportaje de boda con novios, así nos aseguramos de no perdernos ningún momento importante.

La fiesta

La fiesta es sinónimo de diversión. Aquí los amigos y la familia dan rienda suelta a su lado más desinhibido. Cuando los novios ven el resultado fotográfico final, está es la parte del álbum donde mejor se lo pasan. Es normal que los novios no estén presentes en todos los momentos del día y ver a los amigos y familiares pasándoselo así de bien no tiene precio. Nosotros en estos momentos seguimos haciendo nuestro trabajo de manera prudente, tratando de captar las expresiones de la forma más espontánea posible.

Sin embargo, llegados a este punto, los invitados ya nos conocen y el clima festivo les invita a pedirnos fotografías y claro, nosotros encantados. También suele producirse aquí alguna sorpresa de los invitados a la pareja, que estaremos preparados para inmortalizar.

Llegados a este punto solemos hablar con los novios y si están de acuerdo, una vez pasadas una hora u hora y media aproximadamente desde el inicio de la fiesta solemos dar por finalizado nuestro trabajo. Siempre podemos ampliar a más horas de trabajo, pero llegados a este punto creemos que ya tenemos las fotografías suficientes.